El desajuste entre el uso y la comprensión de la Tecnología

Me ha gustado y a la vez asustado la comparación entre la magia y el uso incomprensible de la Tecnología actual en la entrevista a Juan Carlos de Mena, profesor de Tecnología, en la revista Consumer. Hacia esa situación caminamos en España en tiempos en los que los legisladores educativos desprecian a la Educación Tecnológica en un mundo cada vez más tecnomágico.
Destaco aquí las consecuencias de usar la Tecnología sin comprender cómo funciona:
  • El timo y la estafa, primos cercanos de la magia.

  • La indefensión que favorece la creación de mercados esclavos con opciones de elección limitadas (caso de los sistemas operativos y suites ofimáticas, o los proveedores de acceso a Internet).

  • La incapacidad de evaluar las implicaciones políticas y sociales de las decisiones que afectan a las tecnologías emergentes permite que grupos de presión consigan favores difícilmente conciliables con el interés general (caso de las patentes o las entidades de gestión de derechos de propiedad intelectual).

  • Se imponen necesidades y ciclos de vida artificiales en un mercado que necesita una perpetua renovación para mantener sus beneficios (caso de cualquier hardware informático o audiovisual).

  • Se dificulta la investigación e innovación, se frena la competitividad y se perpetúa una tradición de economía de servicios, más dependiente de los que sí crean riqueza industrial consolidada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La formación certificada para profesores de Google for Education

Andragogía, la formación de adultos

Leer en Internet: El RSS no despega