Migrar a la nube

Sun Microsystems, uno de los grandes de la informática desconocidos para la gente, definió su visión sobre la informática futura como "The Network is the computer" (el ordenador es la red).
Siguiendo esta forma de ver la informática actual, para la que, en grandes rasgos, el sistema operativo no será más que el navegador, se mueven en los últimos años las empresas que suministran servicios en la red y para la red. Y con ellas, los usuarios.
Este lento pero imparable movimiento, definido como "cloud computing", consiste en poder acceder por medio del navegador a aplicaciones y archivos del usuario, que se alojan y ejecutan en Internet.
Las ventajas son muy claras: la independencia del equipo en el que trabajas, que hace innecesario el movimiento de ficheros y la instalación de programas, ya que éstos se alojan en la nube, el acceso universal no sólo desde un ordenador convencional sino desde teléfonos móviles, PDAS, Televisores y consolas de juegos, las copias de seguridad automáticas y la actualización desatendida de las aplicaciones, que ganan funcionalidades con el paso del tiempo.
Probablemente el máximo exponente de está nube computacional sea Google que con sus aplicaciones online. A mi entender las más importantes son:
  • Gmail: probablemente el mejor gestor de correo electrónico en la actualidad.
  • Docs: que nos permite tener documentos, hojas de cálculo, formularios, presentaciones online.
  • Reader: el lector de noticias o agregador de fuentes web.
  • Álbumes web de Picasa: gestión de fotos con diversos niveles de privacidad para compartir sólo con quien quieres.
  • Calendar: gestión compartida de calendarios.
  • Sites: edición de sitios web
Todas estas aplicaciones vienen a sustituir a los programas tradicionales o de escritorio como los clientes de correo tradicionales, tipo Outlook, a la suite ofimática Office, a lectores de noticias RSS como NetNewsWire o Vienna, organizadores de fotos como Adobe Photoalbum o Frontpage.

Veamos los contras: el gran problema que estas aplicaciones tienen es lo colgado que te dejan cuando no tienes acceso a Internet, sin poder acceder a tus datos. Desde hacer tiempo Google viene trabajando en una herramienta, Gears, que permite que puedas acceder a las aplicaciones y a los datos sin tener conexión a la red. Actualmente ya funciona para Reader y Docs, y se espera que empieze a funcionar para Gmail en los próximos días. Eso sí, para activarlo tendrás que configurar el idioma en inglés, aunque una vez activado puedes volver a ponerlo en español. Dentro vídeo:

Google Docs: Working offline


Offline Gmail (in Gmail Labs)

Comentarios

Entradas populares de este blog

La formación certificada para profesores de Google for Education

Andragogía, la formación de adultos

Leer en Internet: El RSS no despega