La formación certificada para profesores de Google for Education

Con el propósito de plasmar mis reflexiones y aprendizajes recientes, que últimamente se van acumulando (por suerte) vuelvo al blog. Es uno de mis objetivos para este próximo curso.

Hasta hace pocos meses pensaba que obtener certificaciones no oficiales (o no reconocidas por la Administración) eran poco más que un sacacuartos para novatos aspirantes a un puesto de trabajo.
Y aunque todavía tienen algo de esto, igual que cualquier otro título, sea o no reglado, en mi caso me han ofrecido unas oportunidades de aprendizaje que ni siquiera imaginaba. Las certificaciones para educadores de Google son baratas, la inicial cuesta 10$, así que al diseñar para este pasado curso el módulo de formación inicial en Tecnologías del aprendizaje y el conocimiento, las TAC, para los profesores de mi centro, lo ví como una motivación especial. Aunque hayamos tenido que pasar por un examen práctico y largo de 3 horas de duración continuadas, el hecho de obtener un reconocimiento externo (por parte de Google) de las habilidades para sacar partido a G Suite en el aula creo que ha resultado un aliciente. Este reconocimiento permite salir del cansino y cuestionable concepto tradicional de formación continua en el que básicamente tu nivel de competencia alcanzado en el curso depende de si has puesto todas tus firmas en las hojas correspondientes.
Tan interesante me resultó, que tras orientar a mis compañeros el día del examen, a los pocos días me lancé a por el nivel 2, y a continuación a por el certificado de Trainer (capacitador), que reconoce la preparación para formar a otros profesores. Lo que se suele llamar formador de formadores. Ayer conseguí presentarlo todo.

Durante los diferentes niveles de formación, las prácticas propuestas se orientan a una finalidad educativa. Además del uso de las herramientas con un enfoque concreto, incluidos algunos consejos para la realización de buenas presentaciones y otros recursos, ha sido de especial interés para mí la oportunidad de profundizar, especialmente en el nivel de Trainer, en los siguientes temas, que trataré de ir desarrollando en el blog próximamente.

Las 4C de la educación del siglo XXI. Las tecnologías en el aula son una herramienta excelente para trabajar 4 habilidades básicas en el mundo actual: Comunicación, colaboración, la creatividad, y el pensamiento crítico.

Los rasgos característicos de la formación de adultos, que Malcolm Shepherd Knowles denominó Andragogía (en contraposición con pedagogía -niños que aprenden-) .

Los objetivos de los proyectos deben ser específicos, mensurables, alcanzables, realistas y con límite de tiempo (Doran GT, 1981).

Los marcos a considerar al introducir tecnologías en las aulas, especialmente el modelo de SAMR, de Rubén Puentedura y el TPACK, muy interesantes para usar como modelo de aplicación en el aula.

Las claves para dar un feedback efectivo en el aprendizaje, que me llevó irremediablemente a anotar el Visible learning de Hattie como una lectura pendiente...

Cómo convertir la resistencia de los profesores en resiliencia, de Jessica Bohn, que también terminó llevándome irremediablemente a Fullan, y su Liderazgo en una cultura de cambio. Y también el artículo con consejos para acompañar a profesores renuentes en la formación, del PIIC.


Como podéis comprobar, más allá, mucho más allá, de lo que imaginaba en un principio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Andragogía, la formación de adultos

Leer en Internet: El RSS no despega